Prometeo

El próximo sábado 16 y domingo 17 serán las funciones del estreno argentino ( y sudamericano) de Prometeo, Tragedia del Ascolto, de Luigi Nono. [edit: En el Teatro Colón]

Prometeo es una obra monumental, y está llena de resonancias tanto literales como literarias. Dura dos horas y media, los intérpretes están distribuidos alrededor de la sala y el dispositivo electrónico y de amplificación procesa y espacializa todas las fuentes, reemplazando la puesta en escena por una puesta en sonido. Nono y Cacciari (el libretista) aspiraban a liberar el sonido de la imagen, pero mantuvieron la relación entre sonido y palabra.

Este post trata sobre el texto de la obra.

Hace un tiempo hablaba con un amigo sobre si es conveniente ir a una ópera sabiendo de qué se trata (estudiando el argumento, la forma, el libreto, las arias) o ir con la escucha más virgen posible. Yo prefiero el primer camino, sobre todo si no va a haber muchas oportunidades de  escucharla, siento que ese estudio previo potencia y enriquece la escucha y permite sobrellevar algunos instantes de desconcierto frente al hecho artístico novedoso. Si prefiere el otro camino, le recomiendo que deje de leer y vaya a la función [Spoiler alert]

Como estoy involucrado en el proyecto, tuve que sentarme a estudiar, y lo que fui encontrando fue que cada parte del texto abría nuevas ventanas conceptuales y resonancias filosóficas sobre el tema de la obra.

El texto fue compilado en forma de collage por Massimo Cacciari, amigo de Nono, filósofo y político, a partir de muchas fuentes diferentes. Desde Hesíodo y Esquilo hasta Hölderlin y Schoenberg.

Algunos de estos textos se mantuvieron con sus formas originales y otros sufrieron profundas reescrituras poéticas, que a veces hasta dicen lo contrario del sentido original.

De ese collage Nono puso en música sólo algunos textos, otros los mezcló, otros se cantan simultáneamente con lo cual el sentido filosófico no se manifiesta directamente a través del texto sino  mediado por varias instancias (reescritura, collage, puesta en música, puesta en sonido).

La obra no tiene argumento, ni actos sino que está distribuida en once números (once cantatas digamos). Pero hay un hilo filosófico argumental que lleva del comienzo al final a través de varias peripecias.

Como parte de mi trabajo me propuse tratar de organizar la forma del texto de modo que quepa en una página. No lo logré, esta es mi mayor aproximación:

Prólogo

  • Presenta, en griego, el origen de los dioses hasta llegar a Prometeo, el Titán que robó el fuego a Zeus para dárselo a los hombres.
  • Introduce algunos de los temas centrales de la obra partiendo de una reescritura de “Sobre el concepto de historia” de Walter Benjamin:
    • la relación con el pasado: “Escucha / ¿no vibra aquí todavía / un soplo del aire / que respiraba el pasado? (…)”
    • El Ángel de la Historia arrastrado por el viento del progreso, que luego dará paso al Ángel como metáfora del pensamiento.
    • la débil fuerza mesiánica dada a la humanidad. “Vibran acuerdos secretos / se enriedan en las alas del Ángel / saben reparar lo roto / esta débil fuerza es dada / no perderla”.

Isola I

  • Representa el “juicio” de Prometeo, está dividido en tres textos. Los dos primeros no se cantan sino que deben “sentirse” en la orquesta.
    • Prometeo hace su defensa, enumera los dones que ha dado a los hombres. “Pues pudiendo ver no veían y pudiendo escuchar no escuchaban, los hombres efímeros (…)”
    • Hefesto, aplica la condena. “A ti, hijo de Temis encadenaré a esta roca inmóvil (…)”
    • Mitologia (cantada por el coro), es la acusación: “(…) Eres como un nuevo señor, celoso y problemático. ¿Crees omnipotente tu fuego? Llamas verdad a este pequeño claro que un solo instante ilumina.”

Isola II (a) Io/Prometeo

  • Escena del encuentro entre Io y Prometeo en “Prometeo encadenado” de Esquilo. Presenta el tema de la Necesidad, lo que tiene que pasar. Io enloquece atormentada por su destino (vagar por la tierra convertida en vaca perseguida por un tábano) y Prometeo profetiza su  futuro (sufrir mil vicisitudes hasta encontrar a Zeus, su pretendiente).

(b) Hölderlin

  • dúo de sopranos sobre el Canto del Destino, de Hyperion de Hölderlin. Elabora el tema anterior, la fatalidad que encadena a los mortales: “(…) desaparecen, caen / los dolientes hombres / ciegamente de una / hora a otra, / como agua de peñasco / en peñasco, arrojada, / a través de los años, allá hacia lo incierto.”

 (c) Stasimo I

  • Estásimo es la parte de la tragedia griega en que la acción se detiene y el coro comenta y analiza lo que está sucediendo. En este caso con respecto a lo infalible de la Necesidad, con un texto de Alcestis, de Eurípides. “Ni encantamientos tracios, ni cantos de Orfeo, ni remedios de Apolo, ni sacrificios la aplacan. (…)”

Interludio I

  • Solo de contralto. Es el punto de articulación de la obra. Toma textos de Walter Benjamin y de Alcestis (“Y he estudiado muchas cosas y no encontré nada más poderoso que la Necesidad” [Ananké]). El entramado de los textos muestra el conflicto y la transición entre lo inexorable de la Necesidad como fuerza que arrastra a los hombres y la débil fuerza mesiánica (“questa debole Messianische Kraft”) dada a cada uno de los seres humanos. Símbolo de esa fragilidad, el número transcurre en la mayor lentitud y “en el límite entre lo audible y lo inaudible”.

Tre Voci (a)

  • Trío de soprano, contralto y tenor sobre reescrituras de Benjamin. Elabora la idea de la epifanía del presente frente a lo inexorable del futuro y la relación determinista con el pasado. “Atrapa este instante / brilla  un momento / un pestañeo” (…)”Irrumpen los Ángeles / a veces / en el cristal de la mañana”

Isola III-IV-V

  • Son tres números diferentes interpretados juntos, fragmentados y yuxtapuestos, que elaboran los resultados de la acción de Prometeo. Se combinan con “ecos lejanos del Prólogo”.
  • Isola III toma el tema del Nóstos, el regreso al hogar de Prometeo: sus dones se han convertido en civilización. “Ve la brillante / Atenas famosa” (…) “Fiesta y tragedia” (…) “Y ningún dios podrá / quitarme este fuego.”
  • Isola IV trata del dominio del mar “no empujes las naves al remolino del Ponto / cuando caen las Pléyades (…)”.
  • Isola V es una complicada elaboración filosófica sobre los conceptos de Ley y Justicia: cómo se justifica la acción que rompe una Ley previa. “Que hay quien se rebela / eso es un banal lugar común. /Que hay quien se interrumpe / y roba  el fuego / eso se puede entender.  / Pero / que el fuego revele / y que el revelar devenga en Ley / eso es un milagro.” Este texto, que en los primeros bocetos era improvisado, en la versión definitiva no se canta.

Tre Voci (b)

  • Cantado por el coro a capella, es la celebración de la débil fuerza. “Nos es dada / la débil fuerza / de poner en silencio / la duración vacía” (…)“Pero basta para hacer saltar una época / del curso de la historia. Una obra / del movimiento de las obras. Una vida / de su época. El cristal de una mañana / de la repetición de los días. Un rostro / del luto de los pasantes”

Interludio II

  • (solo orquesta)

Stasimo II

  • Presenta las múltiples manifestaciones de la débil fuerza. “Muchos nombres, una sola forma” dice en griego y sigue en italiano:“(…) es pastar los rebaños / es el pasto. Es el irrumpir / el gobernar / el transgredir / el refundar. Es el abatir / el defender (…) Es aquello que sólo se revela en la ronda del fuego. (…) Nos demanda despertar lo roto / renovar silencios.”
  • La obra termina con una cita de Moisés y Arón, de Schoenberg: “Transforma y recuerda, / transgrede y refunda, / brilla / y es, en el desierto, invencible”

Comentarios

comentarios

This entry was posted in Agenda, Semio and tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Prometeo

  1. Pingback: Prometeo (extendido) música porque sí | «Habitués del Teatro Colón

  2. Pingback: Prometeo | Escuchamos Voces

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *