Fui a Durazno y Convención y había una farmacia (1)

Fui a Durazno y Convención y había una farmacia (2)
Fui a Durazno y Convención y había una farmacia (3)

Empecé a escuchar a Jaime Roos cuando se hizo famoso. Nada de “Yo lo iba a ver a Cemento”, ningún “me traían los cassettes grabados de Uruguay”. No.

Lo escuché en lo de algún amigo, me compré el cd de grandes éxitos cuya tapa aclaraba que incluía el tema de la novela “El Rafa”.

Como tantos otros quedé fascinado con ese sampleo de la música uruguaya, las polirritmias increíbles de la cuerda de tambores, las texturas de bombo y platillo sosteniendo esa pared de armónicos impares que canta “Carnaval”.

El huracán Roos arrasó Buenos Aires e influyó en miles de músicos porteños, sobre todo del rock que agregaron a sus repertorios los “ritmos rioplatenses”. [J.Roos: ¿Qué rioplatense? ¡Es música uruguaya, viejo!].


El primer tema del cd era Durazno y Convención, una canción llena de imágenes ciudadanas narradas con el contraste de esas calles y su encuentro en esa esquina particular de Montevideo.

Cuando fui a Montevideo un par de años después, una de las cosas que hice fue ir a pararme en la esquina de Durazno y Convención.

No había nada.

Creo que había una farmacia. Y estaba cerrada.

Un amigo me había dicho que “Un día te veré contento / el día que te abrace el viento / en Durazno y Convención” aludía a que desde  esa esquina ambas calles bajan una cuadra hacia el río (“el mar”) y se arman grandes remolinos. No había viento así que no me vería contento ese día. Era enero así que no había carnaval (“candombe, murga y batucada”). Eran las tres de la tarde, digamos, plena siesta.

Tras unos minutos de desconcierto, me di cuenta de lo absurdo de mi pretensión: Un turista tanguero, de Colombia por ejemplo, que fuera a pararse en Corrientes y Esmeralda vería  que en su esquina criolla cualquier cacatúa sueña, no con la pinta de Carlos Gardel sino con que el reclamo en Telecom dure poco para pagar menos en el mega-estacionamiento.

Pero al menos en Corrientes y Esmeralda hay un estacionamiento. En Durazno y Convención no había nada. Pregnancia cero. Creo que la farmacia la inventé.

foto Diego Ruiz (circa 1998)
foto Diego Ruiz (circa 1998)

La desilusión puede resumirse así: Si yo sentía tantas cosas cuando escuchaba la canción; si veía las imágenes, me fascinaba con los uruguayismos, me emocionaba con los recuerdos  y ahora que estoy ahí no hay nada entonces ¿era todo una mistificación, una gran mentira?. ¿Entonces el arte no refleja el mundo sino que no es más que una serie de artificios, de engaños destinados a convencernos de que hay algo donde en realidad no hay nada?.

(continuará)

Comentarios

comentarios

This entry was posted in Semio and tagged , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Fui a Durazno y Convención y había una farmacia (1)

  1. Soyo says:

    Diego,

    Hace tiempo que pienso que si alguna vez comienzo un nuevo blog de música lo llamaría Música porque sí. Es perfecto. No sé si en la escuela aún enseñan ese poema. Me sorprendió saber que alguien pensó en el mismo nombre.

    Un saludo.

  2. Fernandulo says:

    No te sientas mal, hace unos años fui a Buenos Aires y fui especialmente hasta Corrientes 348 para descubrir que ahí también “no había nada” y por un momento me sentí un poco ridículo, y me acordé de los turistas argentinos que veo sacándose fotos en la esquina de Durazno y Convención, y también pensé, “arte es artificio” o “la fama es puro cuento” o algo así.

  3. grinjot says:

    tengo entendido que en la esquina en cuestión se fija el primer domicilio del autor de la canción. “nació allí”.

  4. Cecilia says:

    Yo vivo alli justamente…y cláro! no hay nada del otro mundo… solo un barrio que al autor de la canción le recuerda lo que vivió en su niñez…aunque lo del viento es muy muy cierto, los invito a visitarnos en un día de invierno pleno julio van a ver que no pueden avanzar del viento fuerte que hay…
    Es un gran barrio y también una gran esquina, la canción es una obra de arte y como tal evoca los sentimientos de quien fue creada.
    Que pasen bien!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *