Black or White?

—Qué lindo eso que suena, ¿qué es?

—El disco de blues’ de Dr.House.

—Parece música de cowboys…

—¡Nooooo!— digo con la suficiencia del necio—El disco es un homenaje a las raíces del blues’ y el tema es “Suani River”, un “espíritual”.

—Ah. A mí me suena a música de cowboys. ¿Qué es un espíritual?

—Es la música que está antes de todo el jazz y el blues, canciones religiosas de los esclavos negros, la música de raíz africana que entra en contacto con las armonías europeas de las iglesias. A lo mejor te suena a cowboys por el violín y la orquestación pero es música negra cien por ciento.

—No sé, a mí me suena a cowboys.

Nos miramos. Pausa. Nos abalanzamos sobre la computadora al grito de —¡Wikipedia: desásname!—

Swanee River, el supuesto espíritual tradicional cien por cien afroamericano, fue compuesto por Stephen Forster, un blanco, en 1851. (sigue)

Forster trabajaba con una compañía, los Christy Minstrels, y componía canciones para ellos. El minstrel era un género popular de teatro y música que ponía en escena a actores blancos con la cara tiznada haciendo papeles de negros e interpretando música, bailes, escenas y personajes caricaturizados del Sur. Hacia 1848 era la forma de arte nacional en Estados Unidos.

O sea que Forster era un blanco del Norte, que trabajaba en una compañía de blancos que se pintaban con corcho para hacer canciones de negros cantadas en dialecto. “Swanee River” es el lamento de un hombre que añora el hogar de su niñez, una choza, una granja, una plantación, un banjo, sus “viejos”, a orillas del río Swanee.

File:Minstrel PosterBillyVanWare edit.jpg

El río Suwanee nace en Georgia y atraviesa Florida pero eso era irrelevante al momento de la composición. Según el mito Forster tenía compuesta ya parte de la letra pero le faltaba el nombre del río. Pide consejo a su hermano. Este le propone: “Yazoo” (en Mississippi) —No sé, no sé— El “Pee-dee” (pronúnciese “pidí”) de Carolina del Sur—Puf, no voy poner eso—. El hermano toma un atlas y exclama “¡Suwanee!”. Stephen, feliz, lo escribe en su partitura, pero lo escribe mal: “Swanee”. “Suwanee” tiene tres sílabas (su-wa-ni) pero en la canción solo hay espacio para dos. La asimilación de la “u” y la “w” hace el resto.

La canción se llamó “Old Folks at Home”, pero el nombre de “Swanee River” es el que queda en la memoria. Las razón está en la música: La octava ascendente sobre “Swanee”, acompañada enseguida por un cambio a la subdominante en la armonía se graban a fuego en la mente. Las formantes de las vocales (aaa-iii) coinciden con el movimiento hacia el agudo de la melodía. No sorprende que Forster dijera “Eureka” al escuchar el nombre.

Historic Suwannee River
Cartel sobre río Suwanee con las primeras notas de “Old Folks at Home”

Stephen Forster jamás vio el río Suwanee, ni pisó Florida. Viajó al Sur sólo una vez, de luna de miel en uno de los barcos de vapor de la compañía de su hermano. Pero su sensibilidad musical y poética llevaron a que millones quisieran conocer ese río simbólico y ese hogar idílico al que el protagonista de la canción añora volver. “Old Folks at Home” terminó convirtiéndose en el tema oficial del estado de Florida.

Las canciones “negras” de Forster son problemáticas hoy en día: fueron compuestas antes de la abolición de la esclavitud con lo que el dialecto y las letras de añoranza por la plantación se volvieron una referencia dudosa. Las sucesivas luchas y conquistas de derechos civiles llevaron a que muchos temas y términos sean políticamente incorrectos. En particular el ofensivo “darkies” (oscuritos) que suele reemplazarse por distintos términos como “mama”, “brothers”, etc. La versión oficial del estado de Florida está expurgada.

El hecho de que un compositor escriba el himno de un estado que no conoció es iluminador sobre el poder de la música y los signos. Forster no lo hizo una sino dos veces: inspirado por “La Cabaña del Tío Tom” compuso “Kentucky Old Home”  y la canción se convirtió en el tema oficial del estado de Kentucky (esta vez cambiando “darkies” por “people”).

[En el blog de Marcelo Pisarro pueden leer la historia de cómo El Humahuaqueño, himno de la quebrada y el altiplano, fue compuesto por un porteño que jamás había pisado el Noroeste.]

Stephen Forster fue un compositor excepcional. Fue el primero en vivir de sus canciones, y como tal, debido a las laxas leyes de copyright de la época, murió en la pobreza a los 37 años. No existía la grabación, ni la radio y aún así sus canciones llegaron a todo el mundo. Hoy hubiera sido millonario.

Sus canciones eran adoptadas por diferentes compañías y, como era costumbre en la época, registradas por los intérpretes a su propio nombre. Una de sus canciones fue registrada y publicada al menos 21 veces entre 1848 y 1851. Forster sólo ganó cien dólares pero recibió el primer contrato para obtener regalías por partitura vendida.

La canción se llamaba “Oh, Susanna”.

Pero no, su música no suena a cowboys.

[Fuentes: Pittsburgh UniversityAmerican ExperienceBlack-face.com . State Symbols USA. Wikipedia: artículos Old Folks At Home, Stephen Forster, My Old Kentucky Home, Oh Susanna, Minstrels.]

Comentarios

comentarios

This entry was posted in Música, Semio and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Black or White?

  1. Horacio says:

    A mi me suena a boogie woogie

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *